Pesca

Estancia Cristina brinda un marco inmejorable para desarrollar la actividad de pesca deportiva. El pescador que elija la Estancia como destino, podrá compartir con su familia el programa dada la gran cantidad de actividades que ofrece. A esto, se suma el entorno en el que se desarrolla la actividad: telón de fondo con gigantes glaciares colgantes, Cordillera de los Andes y cóndores vigilando constantemente.

Pudiéndose practicar desde el mes de Noviembre hasta Abril, es necesario realizar la reserva previa de esta actividad debido a que no se debe exceder la capacidad de carga de los espacios habilitados para pescar.

Nuestro staff asesorará a nuestros huéspedes sobre los puntos permitidos y recomendados para poder llevar a cabo la actividad, como así también proveerá transporte- si fuera necesario- hasta el lugar. Estancia Cristina no cuenta con guías de pesca especializados ni habilitados, por lo que sugerimos contar con previo conocimiento sobre la actividad o bien contar con la asistencia de su propio guía especializado.

Así mismo, el permiso requerido por la Administración de Parques Nacionales podrá ser adquirido una vez que el huésped realice su check-in en la Estancia, o con anterioridad en las oficinas de APN en El Calafate.

Estancia Cristina cuenta con dos espacios habilitados para realizar pesca deportiva:

Río Caterina

Este río es nombrado de esta manera por el expedicionista Hesketch Prichard, uno de los primeros exploradores en llegar al Brazo Norte del Lago Argentino y luego al Glaciar Upsala, hasta acceder al actual Valle del Río, que así lo nombra en honor a su madre (1900). El río Caterina localizado dentro de los límites de la Estancia, se extiende a lo largo de 8 km en sentido norte a sur entre el Lago Anita o Pearson (su naciente) hasta su desembocadura en el Lago Argentino, con un caudal moderado, con fondo de grava y roca. Este Río, protegido por Parques Nacionales, mantiene intacta su virginidad y nuestro staff hace mucho hincapié en el cuidado y conservación del lugar; atentos hasta en el último detalle.

Entre los meses de enero a marzo el río se transforma en un lugar único para la pesca del salmón del Pacifico o Chinook (oncorhynchus tshawytscha) especie que entra anualmente para desovar y morir en el río, siendo Estancia Cristina testigo de este fenómeno natural. El punto de privilegio donde esta especie da pelea es Piedra de la Ballena, formación rocosa que asemeja al gigante oceánico y que es vigilado por nuestra postal incansable: el Cerro Norte. Un Río que, más allá de su atractivo deportivo, llama a nuestros huéspedes a que se acerquen a sus orillas, oigan su natural y relajante sonido y disfruten de una panorámica sin igual.

Dado que la actividad de pesca se sugiere realizarla a primeras horas de la mañana, el huésped podrá tomar el desayuno en el Octógono para luego acercarse al punto de pesca deseado. Si lo prefiriese podrá regresar al Octógono a tomar el almuerzo, o bien disponer de un servicio de vianda y snacks bien completos para el resto de la jornada. Al regresar al casco de la Estancia, podrá tomar un refrigerio.

 

Laguna de la Pesca

Lugar de recreación de la familia Masters y sus peones, la Laguna de la Pesca dista del casco de la Estancia a solo 3 km, en dirección norte. Podemos acceder a través de un Trekking, en el que se podrá apreciar en detalle la diversidad de aves que habitan el Valle; como así también la vegetación característica de la estepa Patagónica.

Dejando a nuestras espaldas el casco de la Estancia, nos sumergirnos en este entorno para ser disfrutado por quienes realicen la actividad de pesca, como por quienes acompañan al pescador. La pesca de la trucha arco iris es el principal objetivo en este punto.

Para quienes deseen realizar esta actividad, sugerimos tomar todo el día combinando trekking con actividad de pesca. De esta manera, se le brindará al huésped un servicio de vianda y snacks hasta su regreso al casco de la Estancia, donde podrá tomar un refrigerio.

 

IMPORTANTE: Solo se pueden utilizar equipo de pesca tipo Fly Fishing o Spinning (1 anzuelo sin rebaba). Si bien por reglamento de pesca, para algunas especies no es obligatoria su devolución, esta modalidad es política de la empresa.